Problemas con la narración en primera persona


Problemas con el punto de vista de la primera persona

El punto de vista en primera persona no tiene porqué limitarte al escribir una novela, aunque puede parecer que lo hace. Sigue estos consejos para romper los límites.

No hay una manera más rápida de intimar con un personaje principal que usar el punto de vista en primera persona. Ver la historia a través de los pensamientos y las percepciones de un personaje es un camino seguro para conseguir la empatía y la identificación de los lectores con tus personajes. Pero eso también conlleva varios retos...

Uno de ellos es la limitación natural de estar atrapado en la mente de un personaje.

Quizá deseas más flexibilidad en tu argumento, o te parece monótona esa manera de narrar o que da poco juego. He aquí algunas maneras de romper esa sensación de molde fijo que tiene la primera persona.

RETRASAR LA ACCIÓN.

"Un detective sigue la pista a un asesino, lo acorrala en un apartamento. Intenta entrar varias veces y finalmente suena un disparo. El detective siente la sangre fluir por su pecho".

Si escribes en el punto de vista en tercera persona es fácil saltar de esta escena de gran tensión dramática hacia otra escena con un personaje diferente (por ejemplo, al ayudante del detective que toma un café en un bar). Es una gran técnica que hace que el lector se sienta ávido por continuar leyendo, preguntándose qué sucedió en el apartamento.

En cambio, en una novela escrita en primera persona no puedes cortar esa escena hacia una escena con un punto de vista diferente. Así que en vez de un corte físico, intenta un retraso en el tiempo. Acaba el capítulo con una nota de gran tensión y después...

Después empieza el siguiente capítulo con el narrador contando otra cosa. No lo siguiente que ocurre sino el pequeño juego de “deberás esperar para saberlo”. Por ejemplo:

“Oí un disparo. Noté un dolor muy fuerte en el pecho y mi camisa se tiñó de sangre”

Próximo capítulo

“Cuando tenía seis años mi padre me dio una gran lección.
- Hijo – me dijo...”

Después de esta digresión, que puede ser un capítulo entero o un pequeño flashback, debes volver a lo que ocurrió al final de la última escena del capítulo anterior.

IMAGINACIÓN

Puedes usar la imaginación del protagonista para describir lo que sucede cuando él no está presente. No tiene porqué ser la verdad absoluta, si no lo que el protagonista imagina que ocurre. También de esta manera el personaje principal puede intentar meterse en la mente de otros personajes e intentar indagar qué sucede pero con su imaginación. Que su interpretación de la realidad sea más o menos real dependerá de su grado de realismo, verosimilitud y empatía.

Ejemplo: "No podía creer que Mengano hubiera actuado como lo hizo. ¿Qué le había llevado a cambiar de actitud? Quizá su mujer. Siempre estaba reconviniéndole por su trabajo... Etc. etc.

SUEÑOS

Los sueños son una buena manera de revelar las dimensiones interiores de un personaje y de ilustrar aquello a lo que se enfrenta. Cuando un personaje sufre gran cantidad de estrés, un sueño puede ser una experiencia emocional para el lector.

Dos cosas: Los sueños sólo deben usarse si son parte importante de la historia o de la vida del personaje. La descripción de los sueños debe ser relativamente corta.

Si te ha gustado este post, compártelo con tus amigos.

5 comentarios:

  1. Me HA gustado el post, Jean. Y es una pena que no leas a autores españoles, porque creo que te gustaría saber que algunos hacemos lo que sugieres, y más, cuando narramos en primera persona.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Parece que te hayas leído "Hoy me ha pasado algo muy bestia" justo antes de escribir esta entrada jejeje

    Muy de acuerdo en todo, aunque yo lo hice por puro instinto, me temo :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Yo, el problema que tengo es que me cuesta mucho describir en primera persona una acción de estrés o peligro, en la que parezca que en cualquier momento el personaje va a morir, porque... como es el único personaje protagonista y te relata la historia, ya sabes que de alguna u otra forma se va a librar, y eso le quita mucha tensión al momento que narras.... no sabría como hacerlo.., si me puedes dar algún consejo te lo agradecerías, el post también me ha ayudado mucho. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si es en primera persona, SIEMPRE, se va a librar. Por otra parte, el lector ya lo sabe. Subir expectativas con peligro de muerte en el pj ppal en primera persona, se puede hacer. Pero nunca será lo mismo que si hubiera estado narrado en tercera persona. Hay mucho más campo para jugar.

      Una posible solución sería matarlo en el tercer acto y terminar en tercera persona objetiva, pero es muy muy arriesgado.

      Eliminar

Para escribir comentarios has de tener registro, es rápido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...