La distribución y promoción de tu novela


Distribución y promoción de tu novela.


La publicación de tu novela, vía editorial o autopublicada, se sostiene en tres pilares básicos: edición, distribución y marketing o promoción.

En esta entrada trataremos diversos aspectos relativos a estos dos últimos puntos, que ampliaremos e iremos detallando poco a poco sólo en el newsletter.
(Si no te has suscrito todavía, ya estás tardando :-)

Muchos escritores emergentes creen que la meta final es conseguir que una editorial se interese por su obra. Publicar es la consigna. A cualquier precio, a veces (Son los que no se leen los contratos).

Pero esto es sólo  el principio.

La publicación no funciona si, una vez editado el libro, los lectores no lo encuentran en sus librerías habituales (por falta de ejemplares para la distribución — Y aquí te hago notar que actualmente las tiradas iniciales en una editorial pequeña o independiente son de sólo 2000 ejemplares aproximadamente y sé de editoriales que, en esta época de crisis, sólo lanzan 500 ejemplares en esa primera tirada— o por mala distribución),

O porque nadie se entera de su existencia (por falta de promoción).

La Promoción. Cómo funciona.


Ya no basta con que un texto literario sea bueno (Y esto merece otro artículo aparte ya que el nivel ha descendido muchísimo como comentaba hace poco el escritor Alberto Morán Roa que, por cierto, no tiene cuenta en Twitter). Los posibles lectores deben saber de esa novela, que existe y que se encuentra disponible en algún lugar concreto y/o habitual.

Si el autor logra que una editorial de primera línea apueste por su obra... estupendo. Ojo, DE PRIMERA LÍNEA. El problema suele surgir cuando la editorial no es de primera línea, dispone de escasos medios de promoción y su alcance es más reducido. Lo que es peor, en muchas ocasiones desconocen aspectos clave del marketing de guerrilla. Ahí, en esas situaciones, es cuando se requiere de la destreza, inventiva y habilidad del propio autor para dar a conocer el texto.

Distribución y promoción de una novela
Se trata de vender. Tu marca o tus libros.

El panorama editorial en la promoción.

"Para los grandes grupos editoriales —y las grandes distribuidoras—, la cuestión promocional se reduce al dinero que pueden gastar en ella. Por resumirlo en una sola frase: «en la promoción de un libro se compra todo». Y se paga por todo. Se paga —en dinero o en especie— por reseñas y críticas en prensa, se paga por anuncios editoriales a media o cuarto de página, se paga por integrar una obra en la lista de «los diez más vendidos» de las grandes librerías y superficies —sí, lo creas o no, se paga por incorporarse a esa lista—, se paga por espacios y ubicaciones concretas en librerías y centros, incluso se llega a distribuir circulares y notas de uso interno en los grandes centros de venta con órdenes explícitas para que tal o cual libro no sea retirado de la mesa de novedades porque la editorial ha pagado su cuota de alquiler.
Por poner un ejemplo al azar, el hecho de que el último libro de Paulo Coelho tenga a su disposición una mesa completa en el apartado de novedades de El Corte Inglés y ésta esté situada justo al lado de una caja o que disponga de un amplio hueco en el escaparate de la Casa del Libro, no tiene que nada que ver con la calidad intrínseca de la obra ni con las expectativas de venta del propio centro. Con seguridad, la editorial habrá pagado por disponer de esa ubicación. Porque, además, el quid de la actividad promocional de un libro consiste en que ésta se lleva a cabo mediante un recorrido cíclico: cuanto más se publicita un libro, más se vende y cuanto más se vende, más se publicita.  
Un proceso que, una vez puesto en marcha, se retroalimenta de forma exponencial porque, salvo honrosas excepciones, un libro, aparte de su calidad literaria, se vende mucho cuando se habla mucho de él y se habla mucho de él cuando se vende mucho. #Estoesasí. La cuestión es que, para alcanzar esa situación, es necesario poner en marcha el proceso, activarlo. Y para llegar a todos esos potenciales compradores de libros de una forma masiva el único método factible es hacerlo con dinero por delante. Porque no nos engañemos: A estas alturas conviene diferenciar la figura del lector de la del comprador de libros y, en este país, España, estos últimos son legión. Y es precisamente a ellos a los que van dirigidas estas artimañas promocionales que llevan funcionando con muy óptimos resultados desde tiempo inmemorial".
Del blog: Miserias Literarias.

La falta de recursos de la editorial para la promoción


Cuando una editorial pequeña o mediana, independiente, no tiene recursos financieros para promoción, o técnicos y creativos, con base de ventas, para hace marketing de guerrilla, se queda fuera. Los que estamos en el mundillo asistimos todos los meses a aperturas y cierres de editoriales, de género, mainstream, de ensayo, de cómics... Algunas perduran, pero para ir comiendo. Ellos, no sus autores :-) O editan clásicos libres de derechos o libros con derechos muy baratitos, que los traduce y corrige el propio editor (Mal, a veces), etc.

La promoción, hoy.


"En 1890, el escritor Luís Taboada publicó un libro titulado Madrid en broma. A todos sus amigos y conocidos, que no eran pocos, les envió la siguiente nota: «Perdona si en mi libro te aludo un tanto descaradamente, no hay nada de mala intención».  El amigo, intrigado ante tal afirmación, compraba el libro y descubría que no se hacía alusión alguna hacia él. Eso sí, en pocos días se agotó la edición." Prometeo

Es una táctica. Pero falsa. Engañosa. Hay muchas otras, vamos a decir legales, que dan buenos resultados aún cuando hay que trabajarlas con constancia y creatividad. De ellas hablaremos en el newsletter de forma periódica. Facebook menos, por una serie de limitaciones de esa plataforma, pero Twitter es un buen medio para darnos a conocer nosotros y nuestras obras. Y te invito a comprobar periódicamente mi propia cuenta profesional, en su progresión: @correctoreditor Porque lo que hago por mi, lo puedo hacer por ti.

Grandes editoriales
Internet está lleno de buenas y malas prácticas de marketing. Abundan las malas con millones de mensajes de spam en twitter realizados por los autores de malas novelas que sólo se compran una vez, generalmente en ebook, y el autor ha de usar seudónimo para la siguiente. No nos engañemos. el sello de una gran editorial sigue siendo un márchamo de calidad. Insisto: GRAN EDITORIAL. No sellos editoriales de la Gran Editorial dirigidos por jóvenes salidos de marketing con menos de 5000 libros leídos en toda su vida.
El oficio de editor siempre ha sido cosa de seniors.

La autopublicación sigue siendo una buena opción, siempre que se acompañe con un buen producto, bien escrito, corregido y editado, y bien promocionado. Los mensajes continuos con "MIRA MI LIBRO" o "COMPRA MI LIBRO" no funcionan. Desgastan y son candidatos claros al Unfollow.

Hace unos días Nerea Nieto publicó un excelente artículo sobre estos errores de escritores en las redes sociales.

Ahora ya conoces como es el panorama editorial de la promoción de un libro. En el newsletter hablaré más de todos los detalles, estrategias y éxitos en la promoción de un autor o de su obra.

Si te ha gustado este artículo, por favor, hazle un RT o compártelo en Facebook y Gplus. Eso me anima a seguir escribiendo este blog durante parte de mi tiempo. Y suscríbete al Newsletter. En el newsletter, más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para escribir comentarios has de tener registro, es rápido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...