Los diarios de la novela

Hace tiempo, un conocido escritor norteamericano me enseñó sus diarios de novela. Así los llamaba. Un diario (A veces eran varios cuadernos) por cada novela. Me pareció tan buena idea que la adopté como si fuera un gatito y desde entonces llevo siempre un diario de cada proyecto. 

Los diarios de la novela


Como escritor o escritora, es interesante llevar siempre una libreta contigo, o una grabadora, por varios motivos: Te recuerda permanentemente que eres un escritor y lo que haces cuando no estás en tu escritorio (tomar notas para tu próximo libro). Se piensa diferente con un bolígrafo entre las manos, se observa de manera diferente. Ves lo que realmente hay y no lo que debería haber. Es algo que siempre ayuda, tanto a escritores avanzados como a noveles.

Hoy en día es fácil y si me has leído en Planificación, o en "Twitter para #escritores", ya sabrás que utilizo Evernote y Liquid Story Binder. Esta entrada del blog la escribo en Evernote, directamente. Pero las entradas de los diarios de los diferentes proyectos creativos, primero las escribo en Evernote, depende de donde me encuentre, y luego las copio en el diario del Liquid, que tiene esa opción, organizándolo por fechas. Incluso puedes llevar tu iario de novela o proyecto de no ficción en la nube, online, en un blog (Aunque no te aconsejo que sea en modo público, al menos hasta haber terminado y publicado el proyecto)

Los diarios de tus novelas pueden contener... 



  • pensamientos 
  • anécdotas
  • ideas
  • escenarios
  • documentación
  • personajes
  • estructuras
  • diálogos
  • reflexiones sobre
    • estilo
    • documentación
    • proceso
    • etc.
  • quejas
  • logros
  • objetivos alcanzados
  • sentimientos
  • emociones...


Todo lo que se te ocurra relacionado con el proyecto que lleves entre manos. No es solo un lugar donde coleccionar ideas sino también el lugar donde practicar la escritura y superar el bloqueo del escritor. Tenlo en cuenta.

Sea cual sea el medio que utilices, cuadernos, grabaciones, o notas digitales, mantener un diario de escritor de tu novela en curso te va a ayudar de diferentes formas que paso a exponer:

1.- Escribir. 



La mayoría de las personas que escriben diarios asiduamente no pueden imaginar su vida sin la escritura. Las razones por las que escribimos diarios pueden ser variadas pero a muchos de nosotros nos ayuda a organizar la mente. Las decisiones y elecciones que realizamos en nuestra obra, en ocasiones prácticamente sin pensar, pueden encontrar su momento de reflexión en las páginas de tu diario.

2.- Hábito. 



Intenta escribir cada día a la misma hora, y asegúrate de consignar la fecha de tu escrito. Escoge un momento en que te encuentres bien contigo mismo, sea por la mañana antes que nadie se levante o por la noche antes de acostarte. Anais Nin escribía su diario por la noche. Virginia Woolf solía escribir después del té de la tarde. Algunos escritores disfrutan encendiendo velas, para inspirarse. Deja tu diario en un lugar visible, que te recuerde que cada día debes consignar algo.

3- Aburrimiento. 



Escribir un diario sobre lo que hemos hecho en nuestra novela o proyecto de no ficción, hace que suba el nivel de novedad de lo que estás escribiendo. Nos hace reflexionar sobre el propio proceso de escribir. Si tu novela ha llegado a un punto que te resulta pesada, pasar un tiempo con tu diario puede aportar nuevas ideas. Puedes probar cosas nuevas para ver si eres capaz de ellas. Proponerte nuevos retos es un buen método para fomentar el entusiasmo. 

4.- Flujo de escritura.



Es importante que en el diario personal sobre nuestra obra nos despreocupemos del estilo (de ese diario). Es para nosotros. No vamos a editarlo ni a pelearnos con cada adjetivo buscando la palabra precisa. Aunque sí vamos  a hablar de esas luchas, por ejemplo, si nos apetece. Escribir de esta manera hará que adquieras una practica necesaria: suspender tu corrector interno. Algo que siempre va muy bien para los primeros borradores. 

5.- Archivo de escenarios o personajes.



Muchos escritores han utilizado sus diarios para capturar momentos especiales que luego utilizarán en sus historias: el brillo de la luna sobre el mar, el aroma de los mercados orientales, el suave tacto de una seda... En el libro de PERSONAJES 1 cuento cómo Virginia Woolf creó a Mrs Dalloway. Virginia admite en su diario que empleó rasgos combinados de varias amigas. Es el tipo de información que siempre está bien escribir y guardar en el diario de tu novela, luego verás porqué. Aunque en ocasiones resulta complicado encontrar lo que has escrito cuando lo necesites. En Evernote van bien las etiquetas para ello, pero el diario también puede ayudarte en este aspecto.

6.- Seguimiento de los objetivos.



Si planificas tu obra y lo haces por objetivos semanales o mensuales, y por número de palabras diarias, el diario te va a ayudar a pensar y comprobar si los estás cumpliendo. Una simple lista de verificación en la entrada del diario del domingo, al final de una semana de trabajo (o de no trabajo), por ejemplo.

7.- Principal medida antibloqueo 



Una vez establecido el hábito de mantener una entrada diaria en tu diario, antes o después de la jornada de trabajo escribiendo (Yo aconsejo después, si el cansancio no te invade) Vas a disponer de una de las mejores medidas antibloqueo que existen. Al releer entradas antiguas, o simplemente por escribir sobre lo que te acontece en esos momentos de bloqueo, el bloqueo desaparecerá. Clarificarás tus ideas, y lo mejor: ¡Estarás escribiendo!

8.- Contenidos



Para mí es la cuestión más importante. Lo que anotemos en nuestro diario del proyecto nos va a servir también para generar contenidos en nuestra cuenta de Twitter, eso tan importante de lo que hablo en "Twitter para #escritores" y hacer marketing de expectativas (Ir creando una comunidad de lectores para cuando publiquemos el proyecto) Por ejemplo, unas ocurrencias propias sobre uno de mis personajes, una novela de humor, acción, literatura y fantasmas: "Una de las pruebas más duras para el ingreso en el servicio secreto australiano A.S.S. era la vigilancia de koalas", La señorita Stanton. 

Anoto todas estas ocurrencias y las voy publicando en su  página de Google Plus (Recuerda que las páginas de Facebook no sirven para promocionar nada si no pones dinero) y tuiteando algunas.

9.- Posteridad.


No te rías. ¿Quién sabe? Quizá llegue un día en el que tus obras se estudien por futuros filólogos. Siempre hay que tener una sana ambición al escribir. Con el diario de nuestra historia y cómo la escribimos, dejamos pistas para las generaciones que vengan.


¿Cuántas otras utilidades se te ocurren para tu diario de escritor? Haz tu comentario.

2 comentarios:

  1. Muy buena entrada. Me ha gustado mucho la idea y por supuesto lo pondré en práctica. Siempre recomiendan escribir cada día y con la escusa del diario puedes llevar mejor esa tarea.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, la verdad es que escribo cada día. Es algo a lo que me he acostumbrado. Pero después de un par de horas delante del ordenador o me voy a dormir (siempre escribo por la noche) o muero. El diario lo llevo en el bolso. Es una simple libreta de cuadros donde anoto las ideas que me encajan para mi libro. Apunto momentos extraordinarios que me llamen la atención, para usarlos o no. Anoto muchas veces mis propios sentimientos ante algunas situaciones porque así es como quiero que se sienta un personaje u otro. Y, aunque esto no lo hago en la libreta, me encanta crear apuntes, salirme de la continuidad de mi novela y saltarme tantos capítulos como haga falta para escribir algo que sucederá en el futuro. Es el antibloqueo perfecto.
    Me gust07o mucho tu entrada. Muy instructiva. Gracias!

    ResponderEliminar

Para escribir comentarios has de tener registro, es rápido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...