Un vistazo a la realidad editorial.


Una de las funciones tradicionales de un editor literario era educar el gusto. 
Hablo en pasado, sí. Se hacía de tres maneras: corrigiendo la obra junto al autor, eliminando banalidades, errores y hasta personajes que no funcionaban; construyendo un catálogo sólido de autores y títulos que establecía una confianza entre el público; y divulgando las bondades de ese gusto entre la crítica y los medios, mediante comunicados de prensa, envíos del libro a la crítica, reuniones, llamadas, asesorando al escritor en su promoción y sus frases, etc.
Ya no.
Se publica basura en un 50% por diferentes motivos y hasta entre las grandes editoriales, incluyo el de publicar obras que ni siquiera se han leído, editar en sucio para copar las mesas de novedades, malas traducciones no revisadas, obras no corregidas, ediciones de asco con malas tipografías porque la compra de derechos excedió el presupuesto, y un largo etcétera. 
Otro 30% son los autores mediáticos, es decir, más basura, pero basura que vende en un país inculto hasta la médula y tan snob que DESEA decir que sí, que lee libros: Las 50 sombras, el Brown, novelitas románticas mal escritas pero que cuelan porque se disfrazan de libro y tienen su público fiel como lo tuvo Corin Tellado, lo último de algún triste humorista de monólogos, un cantante herido, una locutora analfabeta funcional, o un presentador con carisma.
Queda un 20% que aún están haciendo cosas interesantes. En Alianza Editorial, Tusquets, y alguna otra, no muchas. Los buenos editores se van muriendo o lo dejan, hastiados y al borde del infarto, y ya no saben adaptarse a este mundo de redes sociales y frases de 140 caracteres, y cuando lo hacen, contratan a un niñato que no ha leído más de 300 libros en su vida. 
Pero queda esa isla. Y es la que hay que cuidar.
Y otro día hablamos de los agentes.
O de los ebooks.

1 comentario:

  1. Dura como el acero la entrada y amarga como la hiel, como la vida misma.

    ResponderEliminar

Para escribir comentarios has de tener registro, es rápido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...