Mostrando entradas con la etiqueta humor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta humor. Mostrar todas las entradas

Los seis sombreros de los escritores

En el mundo anglosajón existe en el uso común la expresión "ponerse el sombrero de pensar" para indicar un cambio temporal de actitud en una persona. Por extensión, "ponerse el sombrero de padre, de jugar, de los negocios..." etc.

La expresión la utilizó Edward de Bono para su famosa obra sobre la toma de decisiones en varios campos titulando a su libro "Seis sombreros para pensar". He querido usar la misma idea en este artículo para explicar por qué razón un escritor o una escritora ha de tener y usar varios sombreros en su trabajo. Además, a mí me gustan los sombreros. :-)

LOS 6 SOMBREROS DEL ESCRITOR

foto sombrero muerte entre las flores

No siempre somos escritores, o negociadores, o publicistas, pero en ocasiones debemos ponernos esos sombreros.

Sin embargo, para ponerse un sombrero hay que saber llevarlo. Y requiere un aprendizaje. Los que llevamos sombrero sabemos que los de ala ancha no son buenos para los días de viento sino quieres acabar como en "Muerte entre las flores".

Hay personas a las que no le quedan bien algunos sombreros de ninguna de las maneras, y necesitan que sean otros quienes los lleven. Son los escritores que recurren a un corrector de estilo o editor para mejorar sus obras, o a un agente literario para que negocie por ellos. Incluso a un asesor de imagen para ofrecer su mejor lado en las presentaciones. Los hay, sí.

El sombrero de la planificación de novelasEl Stetson de la planificación.

El Stetson es el sombrero de los exploradores y trazadores de mapas, los que planifican la novela previendo los bloqueos, los que diseñan los personajes, y la estructura de su historia ANTES de ponerse a escribir. Los que hacen Arqueología para documentarse y tenerlo todo preparado para escribir su novela. Es un sombrero aventurero pero cauto. Para los que saben mirar más allá y tienen el horizonte enfocado con sus prismáticos.

La Gorra escocesa o la Boina para escribir.

El paño de estas gorras es genial para el sudor. Porque escribiendo, se suda. Protege la cabeza del frío que congela las ideas y la calienta para que hiervan y permanezcan luego, negro sobre blanco. Es un tocado humilde porque somos humildes al escribir. Nadie lo sabe todo. Siempre habrá alguien que sepa más, y que nos aporte conocimientos en los que no habíamos reparado. Se necesita humildad para el aprendizaje y escribir es aprender.

El sombrero de la corrección de novelasEl Panamá de la corrección.

El sombrero ideal para el trópico es el adecuado para el proceso de corregir nuestra novela, si lo vamos a hacer nosotros. Aquí el sudor se convierte en torrentes y el picante de las especias aflora en el estilo. Cuando nos ponemos este sombrero hay que llevarlo con gracia, ligeramente ladeado, e imaginarnos con un daikiri en la mesa y el portátil echando humo. Las palabras deben fluir para que fluya la lectura de nuestro público, y despojar al texto de todo lo que haga detener esa lectura, esa ensoñación tropical en la que queremos a nuestros lectores cuando nos lean.


El Fedora de la promoción.

Es un sombrero de batalla que se usa a todas horas y combina muy bien con cualquier traje. Con él puesto buscamos seguidores en twitter y lectores para nuestro blog y nuestros libros, construimos nuestra marca personal, nos relacionamos con los contactos adecuados y sabemos que llevándolo miramos al futuro con los pies en el presente.

El Bombín del negociador.

Siempre he pensado que las formas redondeadas y suaves de este sombrero se deben a la ductilidad de las relaciones de negocios. A saber adaptarse pero sin perder. Un buen negocio es aquel en que las dos partes salen beneficiadas. No es un sombrero que usen muchos escritores, desgraciadamente, y así se firman contratos sin asesoramiento de un agente literario, sin anticipos o anticipos minúsculos, con tiradas cortas y promoción nula. Con este sombrero se vela por los propios intereses. 



Y por último, y no menos importante, nunca nunca nunca te olvides de...

El casco para las críticas.



Si te ha gustado este artículo, compártelo por favor en tus redes, con tus amigos escritores, creativos, o guionistas.

Qué regalar a un escritor.(I)

¿Llega la navidad o su cumpleaños y no sabes qué regalar a ese tipo taciturno que parece que lo sabe todo de todo y que dice que se dedica a escribir novelas? ¿Un libro? ¿Otro más? ¡Si tiene cuarenta mil! ¿Y si no aciertas? En un día malo puede tirártelo a la cabeza.

¿Artículos de fumador? Dirá que le alimentas para el cáncer. O peor aún te sacará en una de sus novelas como el villano o la villana, para vengarse de ti.

No busques más. Tu problema está resuelto. ¡¡Regálale una película!! Además, así no tendrá que leer ese montón de letras minúsculas y podrá descansar la vista.

Aquí te ofrezco una selección de películas que podrás adquirir en DVD (A los escritores les gustan las películas en Versión original Subtitulada, ya sabes, con muchos idiomas para elegir) con las que le alegrarás el cumpleaños, la navidad, o el último premio Planeta. Comenzamos: Atención... ¡Luces! ¡Cámaras! ¡Acción!

Factotum (2005)

Basada en el alter ego de Bukowski, Hank Chinaski. Hank crea poemas y relatos que luego envía a revistas literarias, pero éstas siempre rechazan su trabajo. Para pagar las pensiones baratas en que malvive y su adicción al alcohol, acepta trabajos temporales como obrero, portero o taxista, aunque nunca dura demasiado en ellos. Sus motivaciones vitales no pasan por trabajar para tener dinero con el que comprar cosas caras; a él le gusta apostar en el hipódromo, amar apasionadamente a dos mujeres, Jan y Laura, a quienes les gusta tanto la bebida como a él, observar las pequeñas cosas y escribir, siempre escribir. Hank piensa que sólo se puede vivir de verdad si uno está dispuesto a llegar hasta el final, arriesgándolo todo sin saber si te vas a quedar solo y sin nada. Después de que Jan, su gran amor, le abandone por otro hombre, Hank recibe una inesperada llamada de una prestigiosa revista literaria. La película nos sirve para recordar que una carta de rechazo debe significar otra carta en el buzón para otra editorial, otra revista. No escribas para complacer la crítica, no dejes que el cheque a final de mes se interponga con lo que realmente importa. Factotum enseña que un escritor no es nadie si no es perseverante.  Para escritores vagos.

Descubriendo Nunca Jamás (2004)

Biografía del dramaturgo James Mathew Barrie, interpretado por el carismático Johnny Deep, mientras intenta escribir el clásico de la literatura infantil Peter Pan inspirado por sus vecinos. La obra recuerda a los escritores que el poder de la imaginación no tiene límites y se reafirma en los motivos por los que un escritor coge una pluma y empieza a escribir: No para conseguir fama ni fortuna, sino para crear personajes interesantes e historias que valga la pena contar. Tampoco hay que buscar la inspiración mucho más allá, está a nuestro alrededor. Para escritores faltos de ideas y que miran demasiado por la ventana.


Jóvenes prodigiosos (2000)

En esta comedia un profesor universitario maneja sus problemas con las mujeres, la literatura y su propia carrera, mientras un joven persigue en sus sueños la chaqueta de Marylin Monroe. El profesor Grady Tripp está en proceso de divorcio de su tercera mujer y después de publicar su primera novela está sufriendo el clásico bloqueo. Sus devaneos amorosos van de la mujer del decano a una estudiante. Basada en la novela del mismo título de Michael Chabon, está llena de referencias literarias, reflexiones psicológicas y creatividades frustradas. Para escritores que ya están en el mercado con cierto éxito. Si tiene agente literario, la disfrutará más.

Casi famosos (2000)

Esta película pasó desapercibida en su día en España, y hoy ha llegado a ser de culto. Gracias a sus buenas críticas musicales, un jovencísimo reportero es contratado por la revista "Rolling Stone" para cubrir la gira de una famosa banda. A pesar de su corta edad y de la oposición de su madre, el chico vivirá junto a los músicos y sus fans -en especial con una seductora groupie de la banda- una aventura inolvidable. Basada en la propia experiencia de Crowe, obtuvo un gran éxito de taquilla. Revela los sinsabores de la vida como reportero freelance: convencer a las fuentes, trabajar con editores y acostumbrarse a los cambios en las historias. Para escritores que les gusta el rock and roll, tengan blog y menos de 40 años. No fallarás con esta elección.

Y hasta aquí esta primera entrega de regalos para escritores patrocinada por "El Corte Francés. El corte más chic". En próximas fechas iremos ampliando la lista.

Escritores...


Un escritor que apenas salía de su buhardilla porque siempre estaba escribiendo se harta de que todos los comentarios que le hacen niegan que sea un verdadero artista. Decide demostrar al mundo que lo es, así que se convertirá en músico.

En pleno invierno, visita la tienda de música local, y pasa una hora mirando alrededor y deliberando.


—De acuerdo —dice después de una eternidad.—Me llevaré el de color rojo brillante, y aquella cosa que parece un acordeón.


—Bueno, eso es bastante inusual —responde el gerente de la tienda. —Pero hagamos una cosa... Puede llevarse el extintor si lo desea, pero el radiador se queda donde está.























Cuentan los hombres de cierta fe que en una ocasión un escritor palmó de hambre y por sus virtudes, ya que alguna tenía, le dieron a elegir entre el cielo y el infierno. Comenzó a observar el bajo mundo y vio el fuego y sintió el calor, y buscando escritores como él los encontró desnudos y famélicos, atados a sus escritorios, trabajando en sus obras y siendo azotados por horribles demonios con látigos de nueve colas.

Desanimado por esta visión ascendió a los cielos y vio el departamento de escritores. Vio el fuego y sintió el calor, y los encontró desnudos y famélicos, atados a sus escritorios, trabajando en sus obras y siendo azotados por horribles ángeles con látigos de nueve colas.

-Eh -dijo- Esto no es una gran ventaja. Vaya mierda de cielo.

A lo que uno de los ángeles le respondió:

- Bueno, no creas. Estos por lo menos publican.
 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...